Muchas personas se preguntan sobre las diferencias que hay entre las bombas sumergibles y las centrifugas, así que, para sacarte de dudas, a continuación, hablaremos a fondo sobre este tema, comenzando por una breve descripción de cada uno de estos tipos de bomba y luego por ver sus diferencias.

Bombas sumergibles

Las bombas sumergibles son aquellas capaces de impulsar líquidos estando sumergidas en agua o cualquier otro líquido, incluso a grandes profundidades.

Este tipo de bombas se caracterizan por ser la unión que hay entre el cuerpo de la bomba y el motor, en donde ambos se encuentran sumergidos juntos debido a que están dentro del mismo.

Asimismo, se caracterizan por no depender de la presión del aire que las rodea, de forma que pueden impulsar los líquidos desde alturas considerables, siendo una excelente opción.

Su funcionamiento

Podemos decir que su funcionamiento es el mismo que el del resto de las bombas, ya que también convierten la energía mecánica en energía hidráulica. La diferencia es que el motor está sumergido y se acopla directamente con la flecha de la misma.

El motor y la flecha están sellados herméticamente para que no entre el agua, algo que puede aumentar la temperatura de la bomba, pero para solucionar este inconveniente, el líquido que fluye por la bomba sirve para enfriarla.

Bombas centrifugas

Las bombas centrifugas también son conocidas como bombas retrodinámicas, la cuales siempre son rotativas y son un tipo de bomba hidráulica que tiene el funcionamiento de trasformar la energía mecánica de impulsor.

Estas bombas consisten en un conjunto de paletas rotatorias encerradas dentro de un cárter o caja, o bien, una cubierta o una coraza.

Se les denomina así por la cota de presión que crean es muy atribuible a la acción centrífuga. Las paletas dan energía al fluido por la fuerza de esta acción.

Su funcionamiento

Esta bomba incrementa la energía de velocidad del fluido por medio de un elemento rotante, aprovechando la acción de la fuerza centrífuga y transformándola en energía potencial a consecuencia del cambio de sección transversal en donde circula el líquido en su parte estática, que tiene una forma de difusor o voluta.

Sirven para el trasporte de líquidos que tengan sólidos en suspensión, pero no viscosos. Tienen un bajo mantenimiento y presentan un rendimiento muy elevado para un intervalo pequeño de caudal, aunque su rendimiento es bajo cuando tiene que trasportar líquidos viscosos.