Cuando uno piensa en las mangueras que usan los bomberos siempre se imaginan las grandes mangueras de color blanco que suelen usar en las películas, pero lo cierto es que, si entras a una estación de bomberos, una de las primeras cosas que notaras es que tienen mangueras de distintos tipos y tamaños.

Cada tipo de manguera tiene su función específica y los bomberos saben muy bien cuál de ellas deben de usar en cierta situación. Por ejemplo, una manguera pequeña no puede ser muy útil contra un gran incendio, pero una manguera demasiado grande puede hacerles daño a las superficies no afectadas por el fuego. Tener el conocimiento sobre los distintos tipos de mangueras es de gran ayuda para que los bomberos hagan un buen trabajo.

Para ayudarte a tener una mejor idea sobre los distintos tipos de mangueras, a continuación, hablare sobre algunos de ellos:

Manguera de diámetro grande

Estas mangueras miden entre 2,3 y 5 pulgadas (6,35 y 12,7 centímetros) de diámetro, y se usan como líneas de suministro para alimentar los camiones de bomberos desde los hidrantes.

Manguera de diámetro pequeño

Estas mangueras de diámetro pequeño miden entre 1 y 2,4 pulgadas (2,5 y 6,35 centímetros) de diámetro, y este tamaño las convierte en una excelente opción para ser usadas como líneas de ataque, además de que también son conocidas como líneas de mano.

Líneas duras de succión

Estas son mangueras corrugadas y rígidas que tienen 5 pulgadas (12,7 centímetros) de diámetro, las cuales generalmente vienen en segmentos de 10 a 15 pies (3 a 4,5 metros) de altura.

Líneas de refuerzo

Etas miden 1 pulgada (2,5 centímetros) de diámetro o menos. A diferencia de las mangueras de diámetro pequeño y grande que se almacenan planas, esta se conserva en su forma redonda y se almacena en grandes bobinas fijas.