Probablemente te habrá ha ocurrido en alguna ocasión, o te está ocurriendo ahora, o te ocurrirá en un futuro, que tienes en un aspersor o un difusor, una turbina que pierde agua constantemente durante todo el día. En realidad el problema puede no estar en el aspersor o en el difusor la solución la vas a encontrar en la electroválvula que está conectada a una bomba centrífuga,  es muy probable que se haya acumulado suciedad o incluso alguna pequeña piedra en la electroválvula y como consecuencia de ello no consigue cerrar herméticamente y por eso pierde agua.

El primer paso es identificar cuál es la les electroválvula que corresponde a la fase de riego que está perdiendo el agua.  Una forma sencilla de hacerlo es  accionar mediante el programador fase por fase hasta que localizamos la fase en cuestión, entonces nos fijaremos muy bien en las electroválvulas a ver cuál es la que hace ruido porque el agua la está travesando. Entonces quitamos los tornillos, el número de tornillos varía en el modelo pero en definitiva todos funcionan igual.

Importante: cerrar del agua antes.

Como podrás observar en este caso no hay piedras pero sí­ bastante suciedad. Lo que provocaba que la  electroválvula no cierre y las pérdidas de agua.

La solución es simplemente limpiar todas las piezas, fijarse bien como van colocadas en qué posición y en qué orden y si en tu caso encontraste  alguna piedrecita entonces tendrás  qué examinar muy bien las gomas para comprobar que no se haya dañado o roto un poquito porque entonces habrá que cambiar la membrana por una nueva. Cuando todo está limpio lo volvemos a montar volvemos a colocar los tornillo y en principio y a hemos solucionado nuestro problema.