Primero tenemos que ver en qué consiste el tratamiento para aguas residuales, cuyo proceso físico, químico y biológico, tiene como finalidad eliminar todo aquello que tenga que ver con la contaminación y que se encuentren presentes en el agua, la que tiene que estar apta para el consumo humano después de haber cumplido una serie de procesos.

El objetivo del porqué el tratamiento para aguas residuales, o también conocidas como aguas servidas, se debe a que hay que realizar una remoción de todo los elementos orgánicos y químicos que en ella se encuentran, por medio de ciertos tratamientos que hacen que el agua una vez procesada sea apta para el consumo humano.

Para la realización de un tratamiento efectivo y positivo del agua, existen varias tecnologías y métodos que se ponen en práctica una vez efectuado el análisis físico, químico y bacteriológico, de las aguas que se vayan a tratar.

Para la potabilización del agua existen dos tipos de tratamientos por medio de plantas, el aeróbico y el anaeróbico.

  • Los aeróbicos: son los que más se utilizan y hacen que la presencia de bacterias aeróbicas desaparezca y también clarifican el agua, ellas actúan bajo la inyección directa de grandes cantidades de aire lo que hace que de manera digestora las bacterias reciban el oxígeno necesario como materia prima fundamental. Estas plantas son fabricadas en acero al carbono, en acero inoxidable, en concreto (cemento), por supuesto que todo está sujeto a las necesidades del servicio donde se vayan a utilizar.
  • Los anaeróbicos, en este proceso los microorganismos presentes en el agua descomponen el material biodegradable por la ausencia de oxígeno, entre sus funciones principales está la de descomponer una amplia gama de materia orgánica, que pueden ser desde residuos de comida y pastos, hasta desperdicios de papeles y residuos de animales.

Otras de sus funciones es que produce biogás, principalmente el metano (CH4) y el dióxido de carbono (CO2) que son convertibles en energía eléctrica y térmica. Existen bombas sumergibles especiales para el tratamiento de aguas resuduales, de venta en DAKXIM.